Tres formas prácticas de involucrar al equipo de trabajo en una cultura sostenible

involucrar al equipo de trabajo en una cultura sostenible

La temperatura de la Tierra continúa aumentando y la palabra sostenibilidad llega a todos los rincones, las industrias incluidas. ¿La meta? Reducir las emisiones un 45% para 2030 y llegar a cero en 2050.

La temperatura del planeta Tierra en la actualidad es 1.1 °C más alta que a fines del siglo XIX y las emisiones aumentan, según Naciones Unidas. Pero existe un problema: la barrera de temperatura que no hay que traspasar es de 1.5 °C, según los científicos y el compromiso al que se sumaron las naciones al Acuerdo de París. 

Alcanzar los objetivos sin comprometer el bienestar del medio ambiente es un reto para las empresas. En Guatemala, Conecta, ha dirigido sus esfuerzos para implementar una cultura sostenible tanto dentro como fuera de la organización.

Involucrar al equipo de trabajo con los compromisos ambientales es muy importante porque ayuda a las empresas a disminuir su impacto en el medio ambiente, al tiempo que se protege el negocio. La sostenibilidad no es una moda, es nuestra responsabilidad.

La pregunta que muchas personas se hacen es, ¿qué es la sostenibilidad?

Su objetivo es satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las de las generaciones futuras. Para las empresas esto implica llevar a cabo procesos y desarrollar productos que tengan el menor impacto ambiental posible. 

Esta mentalidad es algo que también debe integrarse dentro de la cultura organizacional. De ahí la necesidad de que los líderes y altos ejecutivos pongan en práctica acciones que estén alineadas con el cuidado del medio ambiente, y que al mismo tiempo involucren al equipo de trabajo en la consecución de esos objetivos. 

Conecta a tu equipo con la sostenibilidad

Tras comprender la importancia que tiene el implementar este ethos en una empresa, la pregunta es ¿cómo llevar esto a cabo? Si te encuentras ocupando un puesto de liderazgo y quieres comenzar a involucrar a tu equipo en estas prácticas, La Revista Forbes recomienda las siguientes estrategias para llevarlo a cabo:

1. Sé claro en lo que esperas de tu equipo

Lo que esperas obtener depende de la visión que tengas, por eso lo primero que debes preguntarte es, ¿qué significa la sostenibilidad para ti y cuáles son los valores que guían los esfuerzos sostenibles de la organización donde trabajas? La respuesta a estas preguntas es diferente para cada empresa y varía según el tamaño de la misma. 

Una vez que tengas claridad, podrás establecer los objetivos que esperas de parte de tu equipo.

2. Establece metas que sean comprobables

Cualquier plan o meta es más fácil de cumplir si se pueden obtener resultados tangibles. Por ejemplo, si deseas aumentar el reciclaje, podrías considerar comprar contenedores especializados y medir cuánto de lo que se usa en la empresa se ha ido reutilizando.

Puedes comenzar poco a poco para que sea fácil cuantificar el progreso. Además, existen otras herramientas útiles, como una calculadora de huella de carbono para ayudar a rastrear las emisiones totales creadas por las actividades comerciales de la empresa.

3. Busca ayuda externa

Tal vez te sientas abrumado con el tema de la sostenibilidad, o no tienes mucho conocimiento sobre el mismo. Ya sea que necesites ayuda para comenzar o desees contar con apoyo para generar nuevas ideas, puedes conectarte con diferentes organizaciones que ayudan a las empresas a adoptar formas más sostenibles de trabajar.

Independientemente del tipo de industria, involucrar al equipo de trabajo en estos esfuerzos es siempre deseable. Asegúrate de mantenerlos informados, ofrecerles incentivos, y verificar regularmente los avances de los objetivos trazados, para ayudar a garantizar que este sea uno de los valores principales en las operaciones cotidianas.

¿Cómo piensas que podrías ayudar a involucrar al equipo de trabajo en una cultura sostenible? ¿Qué otras prácticas crees que podrían implementarse en el corto plazo?

Noticias relacionadas